21.7.05

¿Cómo se reproducen?

La época de reproducción varía dependiendo de la especie y de la zona, pero se da una vez al año y dura 3 meses. En esta época los machos emanan un fuerte olor a almizcle, y aumenta su instinto territorial (pelean entre ellos, para evitar la reproducción de animales débiles o enfermos).

Es la hembra la que inicia el cortejo, que está basado en señales, movimientos y sonidos (macho y hembra intercambian "ronroneos"), y puede durar más de 1 mes.

El cortejo se da dentro del agua, al igual que la cópula, que puede durar varios minutos. Macho y hembra giran en el agua hasta la fecundación. Luego, la pareja se separa y la hembra queda a cargo de la puesta de los huevos, el cuidado del nido y de los recién nacidos.

La hembra se acerca a la playa, donde pone huevos de cáscara dura en un nido que puede estar hecho con ramas y plantas o ser excavado en el suelo. Algunas especies pueden utilizar el mismo nido por varios años, o construir nidos de "práctica". Los huevos son calentados por el calor generado por el material del nido al descomponerse.

El sexo de las crías depende de la temperatura de incubación (durante un periodo crítico), que se regula por la cercanía al agua (más cerca, más frío). Pero no es posible conocer con certeza el sexo hasta que alcanzan un cierto tamaño.

Durante la incubación, la madre permanece cerca del nido. No le proporciona calor con el cuerpo, pero lo protege de depredadores. Al nacer, las crías hacen un sonido para llamar a la madre, quen las ayuda a salir del nido (incluso llevándolas en su boca) y las lleva al agua. Ya son autosuficientes, pero se quedan cerca por varios meses, siendo protegidas por su mamá.

Se convierten en adultos entre los 5 y 15 años de edad (según la especie).

En general, las hembras crecen más lentamente y son más pequeñas que los machos; pero esto no siempre se cumple, y en algunas especies no es posible determinar el sexo a simple vista.